Tomado de "Ronda de Astros" de Gabriela Mistral



Encantamiento



Este niño es un encanto
parecido al fino viento;
si dormido lo amamanto,
que me bebe yo no siento.

Es más travieso que el río
y más suave que la loma;
es mejor el hijo mío
que este mundo a que se asoma.

Es más rico, más, mi niño
que la tierra y que los cielos:
en mi pecho tiene armiño
y en mi canto terciopelos...

Y es su cuerpo tan pequeño
como el grano de mi trigo;
menos pesa que su sueño;
no se ve y está conmigo.









Apegado a mí



Velloncito de mi carne,
que en mis entrañas tejí,
velloncito friolento,
¡duérmete apegado a mí!

La perdiz duerme en el trébol
escuchándole latir:
no te turben mis alientos,
¡duérmete apegado a mí!

Hierbecita temblorosa
asombrada de vivir,
no te sueltes de mi pecho:
¡duérmete apegado a mí!

Yo que todo lo he perdido
ahora tiemblo hasta al dormir.
No resbales de mi brazo:
¡duérmete apegado a mí!

Comentarios

  1. Me encanta este blog, me encanta quien lo conduce, me encanta la floritura, me encanta la selección y me encanta que me encante. Encantada y encuentada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares